El árbol que no tenía hojas.

La lectura nos abre las puertas a un mundo lleno de posibilidades, donde nos alejamos de la imagen de lectura individual y obligatoria para enseñar a nuestros niños que se puede disfrutar leyendo y que se puede hacer de manera colectiva.

Comenzamos presentando este breve cuento para luego explicar cómo se ha trabajado.

Era un árbol tan feo, tan feo, que no tenía hojas. Estaba solo en el campo y nunca había visto otro árbol. Por eso no sabía que los árboles tienen hojas. Y tampoco sabía que él era tan feo…

Pero un día oyó a unos niños decir:

            -¡Mirar que árbol taaaaan feo!

            -No sirve para nada

            -Ni siquiera tiene hojas

Entonces el árbol se puso triste porque se enteró de que era feo. Y le dijo al sol:

            -Tú que eres tan poderoso, ¿puedes darme hojas?

El sol le contestó:

            -Yo no puedo dar hojas a los árboles. Vete tú a buscarlas.

Pero triste el arbolito le dijo:

            -No puedo, mis pies están clavados en el suelo.

Al día siguiente dijo a la nube gris:

            -Tú que eres tan poderosa, ¡dame algunas hojas!

Y la nube gris le contestó:

            -Yo sé quitar las hojas de los árboles, pero no sé cómo se ponen. No puedo ayudarte.

Pasó la lluvia al lado del árbol y le dijo:

            -Señora lluvia, mis pies están clavados al suelo. ¿Puedes traerme algunas hojas para adornar mis ramas?

Y la lluvia le contestó:

            -Yo no puedo darte hojas. Yo sólo sé llorar.

La pobre lluvia se fue triste llorando, pobre arbolito que no tiene hojas, pensó. Y el árbol se quedó más triste pensando que había acudido a los más poderosos y no podían ayudarle.

            -Ya nadie puede ayudarme. Dijo el árbol.

Un buen día los niños pensaron…

            -¡Vamos a adornar este árbol!

Los niños trajeron hojas de colores: rojas, amarillas, azules… Y las fueron pegando en el arbolito. Pasado un rato el árbol quedó lleno de hojas.

Al  día siguiente pasó el sol y se quedó un rato mirándole, nunca había visto un árbol tan hermoso.

También pasó la nube gris y dijo:

            -¡Qué hojas taaaan bonitas!, pasaré con cuidado para no quitarle las hojas.

Por último pasó la lluvia, al ver esas hojas tan coloridas, paró de llorar y dijo:

            -¡Ya no lloraré mas por el pobre arbolito! ¡Qué feliz estoy!

La señora lluvia se marchó con sus lágrimas a otra parte, finalmente los niños al ver al árbol tan feliz todas las tardes acudían a él para hacerle una visita contentos y felices, para que el arbolito nunca más se sintiese triste.

Archivo_000

Imágenes utilizadas durante la lectura.

Esta dínámica nos llega de la mano de la profe Alba, y ella misma es quien nos explica por qué es más eficaz hacer este tipo de lecturas.

-Alba Martínez: “Muchos estudios demuestran que cuanto más leen los niños, mejor se desempeñan en la lectura y escritura, por tanto no hay mejor manera que motivar a nuestros pequeños a leer, mediante talleres de motivación a la lectura.

Con este cuento hemos ido haciendo a los niños participes de la historia del pobre árbol que no tenia hojas. Consistía en ir pasándose el cuento para que todos lo leyesen, mientras uno leía el resto tenía que ir colocando las imágenes que iban saliendo en la lectura, y así sucesivamente. Primero colocaban el árbol, ya que es el personaje principal y a raíz de ahí cuando salía la palabra SOL, o salía la palabra NUBE GRIS… los niños colocaban las imágenes en el orden que el cuento lo requería.

Con este tipo de pequeñas actividades, conseguimos el objetivo de que los niños se metan en el personaje, se centren y estén pendientes, tanto de lo que tienen que leer, como de estar atentos al cuento para colocar las imágenes de manera correcta.

¡Un buen método fácil, aplicable a cualquier edad y además de conseguir un mayor desarrollo en capacidades!”

Es una actividad sencilla que podemos hacer en el aula pero también en casa, podemos pedir a los niños que dibujen a los personajes que después tendrán que ir apareciendo a lo largo del cuento. Podemos proponer al finalizar la lectura hacer pequeñas dramatizaciones con los personajes, etc.

¡Anímate y cuéntanos qué tal tu experiencia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s