Jugar al bingo en clase

Todos conocemos el famoso juego de azar en el que se saca una bolita y los jugadores esperan con emoción tener el número que ha salido en su cartón. Pues si en el aula, introducimos la emoción de un juego de azar, junto con unos conceptos a repasar y el aliciente de que gana el que haga línea o bingo encontramos un recurso estupendo para que los alumnos disfruten repasando.

Este año en Avanza lo hemos utilizado para diferentes contenido que a continuación o explicamos para que os sirvan de inspiración:

  • Para el rincón de lengua: puedes organizar las palabras por categorías y trabajar vocabulario, nosotros en la clase de 2º lo hemos utilizado con frutas y verduras, ¡vaya nombrecitos tienen algunas! Lo bueno de este recurso es que se puede ajustar a diferentes grados de dificultad; podemos poner imágenes y enseñar las imágenes que vayan saliendo al azar, para niños que no dominan la lectura, podemos trabajar además de vocabulario comprensión lectora, utilizando cartones con las palabras escritas y enseñando imágenes, o como hicimos nosotros con las verduras, utilizando cartones con imágenes y una línea debajo, el profesor dice el nombre de una fruta o verdura y los alumnos la identifican con la imagen y después escriben abajo su nombre, de forma que además de bingo hacemos un sencillo dictado.
  • Para el rincón de matemáticas: si descomponemos los números en U y D podemos repasar estos conceptos, para niños más mayores simplemente con utilizar números de 4 o 5 cifras, podemos trabajar el nombre y la escritura de números, pero nosotros, este año en la clase de 3º hemos repasado hasta fracciones, mediante unos cartones en los que aparecen diferentes representaciones de números fraccionarios.Captura de pantalla 2016-05-18 a las 12.06.43
  • En el rincón de emociones: hemos utilizado el bingo como evaluación. De forma que hemos cogido las imágenes tanto del Emocionario de Palabras Aladas que hemos ido trabajando como las imágenes de los personajes de la película de In Side Out, las hemos colocado en una cuadrícula como un cartón de bingo y el profesor nombraba el nombre de las emociones trabajas al azar.

Como veis, estos son solo algunos ejemplos, y nada inventado, pues en internet encontrareis millones de modalidades más, además de estas, nosotras otros años, lo hemos utilizado con letras, para alumnos de 5 años y con diferentes reglas ortográficas, por ejemplo, palabras con r y rr o palabras con c, z y q o g y j, donde el profesor va diciendo palabras y los niños tachan la g o j de sus cartones.

Con este tipo de actividades estimulamos la atención de nuestros alumnos, además de que lo vivencian como un juego y disfrutan repasando.

Es un recurso muy sencillo de elaborar y puedes encontrar infinidad de ejemplos en internet. Por lo que además les ofrecemos una idea de juego para utilizar en casa, y que recurran menos a actividades como la televisión y los videojuegos, que son actividades mucho más individuales. Con el bingo se fomentan las relaciones sociales pues tiene que haber mínimo dos jugadores y un moderador.

Anuncios