Ternura

Apoyándonos en el libro “Emocionario” trabajaremos con esta emoción.

Actividad 1: Vamos desarrollar la actividad este día como animación a la lectura, oralmente trabajaremos con algunos pequeños ejercicios para profundizar la comprensión de la lectura. Como es el primer día podremos observar a los niños y poco a poco ir utilizando recursos más complejos si se requiere.

  • El/la voluntario/a muestra el dibujo correspondiente y da las siguientes parejas de palabras para que los niños elijan la que más se corresponde:

OVEJA/CABRA – ALGODÓN/AZÚCAR – COSER/TEJER – CORDERO/CARNERO – ESPONJOSO/BLANDO

Es interesante trabajar este vocabulario para que los niños lleguen a interpretar correctamente la imagen, ya que es la primera de las emociones más complejas que nos propone el libro para trabajar.

  • Los niños tienen que imaginar la historia que cuenta la imagen, una vez todos hayan dado su opinión se les pide que decidan una de estas tres situaciones:
  • El cordero tiene frio y a la oveja no le importa.
  • El cordero tiene frio y la oveja se entristece.
  • El cordero tiene frio y la oveja se alegra.

Jugamos a decir animales que nos inspiren ternura: un pollito, un pez con una aleta rota, un cachorro de león, etc.

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-18-21-52

Actividad 2: Comportamos con ternura implica ser atento y ser comprensivo, cada niño tiene que decir:

  • Una situación en la que ser atento en casa.
  • Una situación en la que ser comprensivo en el cole.
  • Una persona con la que se comportan con ternura.

Leemos esta nota de Nicolás: “Mi hermana pequeña se llama Sara. Yo la quiero mucho. Aunque es muy lista, las Mates no se le dan bien y lo pasa mal intentando hacer las sumas. Me entristece verla así. Por eso, hago los deberes con ella. Los hacemos despacito, para ir a su ritmo, porque sé que le cuesta. Si algo le sale mal, se lo explico con calma y con buenas palabras. Al final, estamos agotados, pero muy satisfechos.”

¿Cómo creemos que se siente Sara? Escribimos con un rotulador permanente en una tirita (de heridas) como pensamos que se siente Sara, en una palabra, los niños se la pueden pegar donde quieran o guardar.